Loot and Legends ¿un videojuego sobre rol?


Partiendo de la premisa de que los VIDEOJUEGOS pese las opciones, tramas y exhaustivas customizaciones, no ofrecen la ilimitada retroalimentación que si concede el rol que disfrutamos (y que no llamaré de lapiz y papel o mesa, sino escuetamente ROL). Llegó a mi atención un juego, al que no intentaron darle infulas de rol, pero que me lo presentarón porque es un retrato sobre el rol.



Loot & Legends es un juego de DROPFORGE diseñado para el iPad. 
Desde el nombre como la portada demuestran la descarada parodia que pretende de Dungeons & Dragons. Incluso para iniciar en vez de pulsar un botón deslizas la caja en la que se supone esta un kit para jugar.

En él se puede ver el manual, la figuritas, tableros y dados que conformarían un kit de inicio de Dungeons. Por cierto, esa pantalla de "loading" es particularmente importante porque el juego no se carga en el dispositivo sino que constantemente intercambia información a través del servidor, lo que no es sorpresa porque siendo gratuito, el juego está diseñado para funcionar a través de microtransacciones.



Dentro del juego, un fracasado (como deben ser los jugadores de rol supongo) te recluta para que juegues con él con el kit de su hermano que se fue a ñoñear. La aventura te lleva a la tierra de Lootlandia donde para el tutorial te dan tres miniaturas muy podersosas con las que matas a un dragón solo para que el hermano aparezca y te diga que debes comenzar desde el principio.

La mécanica peca de sencilla; hay un mapa externo. Es lineal, así que al activar la única casilla posible se abre una aventura muy al estilo de las viejas aventuras.


Los diálogos son pocos y están repletos de los más grandes cliches narrativos que hay, y que de hecho son parte del juego, pues tienes tres personajes (que escoges de tres diferentes figuras) y les pones un nombre. Estos solo se distinguen de los demás por las armas que les coloques, mismas que proveen de ciertas cartas que son los movimientos que tendrán disponibles en el combate (sobra decir solo hay combate).


Siempre tienes una partida de tres, con un enano guerrero, un elfo mago y un clérigo, que gracias a lo que le equipes pueden convertirse en especilistas de espadas, lanzas, palos, golpes y hachas en el caso de los guerreros. Magos de hielo, fuego, veneno o electricidad o clérigos de curación o de daño físico o mágico. Con ellos debes pasar la aventura combatiendo contra monstruos con sus propias cartas, para ganar dinero con el que puedes comprar cofres en los que ALEATORIAMENTE te aparece equipo común, no tan común, raro, épico o legendario, con los cuales, según su rareza mejoran tus ataques, movimientos o defensas.

Sin embargo, a pesar de ser un juego gratuito; a medida que avanzas aparece la repartidora de las pizzas que te provee de rebanadas que puedes usar para comprar tiempo en un club especial que asegura mejores armas y más experiencia o puntos. Obviamente la pizza es escasa, y cuando la activas, se activa en tiempo real por lo que debes jugar dos horas seguidas para aprovecharla, aunque generosamente el juego te permite usar dinero real para comprar aquel preciado bien, mostrandote todo lo que te pudiste ganar si hubieras tenido activado el premio.


Visualmente el juego es muy atractivo. Los dibujos son de calidad, y el mapa con grid adornado por escenarios de papel y minis 2D, se asemeja mucho a como se jugana en tiempos de AD&D. En lo personal encuentro ofensivo los estereotipos del hermano menor fracasado y el hermano mayor "rules lawyer" (así lo llaman), pero admito que gran parte de la comunidad los tiene por ciertos.  Respecto del rol puedo decir que todas las referencias a este demuestran al menos algún grado de conocimiento por parte de los desarrolladores. Porque los Goblins ate my baby. Je.


Con pocas y limitadas opciones, el juego es como todos los de mobiles, un mata tiempo que te atrapa por el puro morbo de ver que más puede dar de si. No es particularmente táctico, pero seguramente habrá quien disfrute los microcombos y estrategias que se pueden hacer. Sin embargo, como casi todos los  videojuegos, la maquina tiene la ventaja de que SORPRENDENTEMENTE SIEMPRE tiene esa carta que revierte el juego, a veces puede ser fatal, la mayor parte de las veces solo es frustrante. Al final no tiene reto más allá del fastidio que pudiera provocar para quien exija un sistema más depurado o una mejor trama. Lo que sí, es que el juego es un cretino, pues siempre te aparecen las recompensas que tendrías si pagaras, así que cada que abres un cofre encuentras el equipo de tus sueños, excepto cuando pagaste, en ese caso solo sale basura.


No es rol. No es un juego de calidad. Y si apela a lo que se considera es el juego de rol, aunque los jugadores de rol dirían que técnicamente se trata de un juego de mesa.

Luego está el asunto del servidor. Aunque no a todos les pasa, resulta que si son muchos a los que el juego se les crashea (se cierra repentinamente), en mi caso para fines de esta reseña, en 3 horas se cayó 51 veces, aunque el tiempo para regresar al punto en el que estabas (porque tiene autoguardado por acción) toma solo unos 30 segundos, es sufiicentempara considerarlo un fracaso, pero, si no existiera este error, es un juego simple, burdo y desatinado que se puede disfrutar. Alguien debe disfrutarlo.



Comentarios

  1. Solo para hacer una pequeña anotación, este juego apareció primero para navegador con el nombre de Card Hunter y de hecho lo pueden probar desde ahí si no tienen un ipad.
    http://www.cardhunter.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares