viernes, 31 de julio de 2015

Expo Solinari Medieval 2015

Amanece con el cielo despejado, el sol promete brillarle a los valientes.  Los ánimos están hasta arriba, hay un mapa y una misión, así que tras una breve consulta al oráculo moderno, y confiado de que la ruta tomada será la mejor; comienza el viaje.

De pronto parece que el destino está lejos. ¿Acaso de todas las opciones se escogió la más tardada? Han pasado varios minutos más de los que el oráculo auguró... es la bienvenida del Estado de México, el tráfico nunca es moderado.

Es más impaciencia que preocupación. Pero se disipa tan pronto vemos una manta colgada en un puente, que promete que a unos metros está Expo Solinari Medieval.

Hasta ese momento todo lo prometido se ha cumplido. Incluso el viajero más distraído encontrará un par de señalizaciones para guiarle, los organizadores no han dejado nada a la suerte.

A unos metros de llegar escucho una voz conocida. ¡Roleros somos y en el camino andamos! Las playeras azules con el logo blanco los identifican, son los miembros de la Liga Universitaria de Rol, marinos modernos que no se detienen por nada para abrir nuevos espacios al rol.

Los saludé sabiendo bien que los veré más tarde. Por el momento debo apresurarme pues son las 11 y la ceremonia comienza.


El Jardín del Arte es enorme. Sin necesidad de revisar demasiado puedo observar las carpas al fondo. En la entrada de un edificio blanco los organizadores dan la bienvenida esperando que nos vayamos gratamente complacidos, parece haber poca gente, pero es una ilusión generada por el enorme tamaño del lugar, los expositores están listos y no hay que hacerlos esperar.

Recorro las tiendas del fondo. Veo leña para el azadón, noto los motiffs medievales, respondidos por gallardos guerreros caminando del brazo de jóvenes doncellas.


No se venden salchichas. No. Son enormes pedazos de carne servidos en un pan con un nombre alemán. Disculpen que no recuerde el nombre, estaba evitando por todos los medios babear. Un poco adelante hay un fumadero con las pipas y los cojines listos, es temprano y aún esta vacío. No permanecerá así.

Hay una tarima con un micrófono montado, sin duda habrá eventos. Antes de que pueda especular de que tipo, encuentro las dianas montadas, el cuadrilátero, y entre todos, una tienda con armas y armaduras. No hay forma de describir el espectacular trabajo de los maestros artesanos de Armas y Armaduras a cargo de Jesús Reyes, apenas si logro salir antes de averiguar si aceptan tarjeta de crédito, porque los guantes para rayerta me quedaron.

Y las sorpresas no terminan, hay un grupo especializado de cetrería, uno ve a los halcones y las lechuzas en la tele, pero no es hasta que los tiene enfrente que recuerda los majestuosos e imponentes que son.



Aprovechando mi falta de valor, una mujer me lo ofrece en botella. Bebiendo vinum hippocrsticum descubro cuantas guerras se hubieran evitado si no fuera la dieta principal de los reyes europeos. Un cuya receta sin duda amerita una invasión, y al fondo hay una nave vikinga. Así que me recuerdo que el día es joven y que todo es posible.

Regresando al complejo encuentro estandartes y la espada en la piedra. Hay de todo, desde comics y unos videojuegos retro, hasta una conocida tienda del medio: Ludomanía. Sin duda captan mi atención.

Diligentes, los muchos miembros del staff de Solinari Medieval están acomodando sillas en dos diferentes auditorios, uno de ellos destaca por estar en el corazón del evento, el otro en cambio tiene grandes puertas que demuestran que en el habrá conciertos.

Me desplazo por un corredor de artistas y creativos. Esta Editorial Draken mostrando Magic Power Ball un humilde pero divertido comic, como UTDP comics que muestra a Mapache y Znappers. Unas impresiones me llaman la atención porque son de la Fundación Gato Gordo, cuyas ganancias son usadas para mantener a su gato que es muy gordo. Y en ese mismo corredor la joya de la corona, Tehani Farr; ilustradora y modelo que sucede ser mexicana e inglesa ¿necesito decir más?






El programa anunciaba una charla sobre los Juegos de rol a las 12, pero revisando la convención había perdido noción del tiempo. A medida que caminaba hacia el corazón del evento, la voz al micrófono me regresó al pasado. Un hombre de verde, con barba y lentes, explicaba una historia muy pormenorizada del rol. Estaba relajado, navegando entre dispositivas y por momento olvidaba el micrófono pero cuando lo hacía modulaba su voz para que no hubiera diferencia. Era un rolero. La soltura del cuerpo al hablar lo delataba. Recuerden, yo no estaba ahí cuando se presentó. Pero todo rolero aprende a mirar más allá de todo para ver el hierro en la mirada: no había duda, era Obal, EL OBAL. Juan Cristobal Álvarez Prieto.


No es de sorprenderse que los roleros de hoy no recuerden a uno de los fundadores de la Liga de Aventureros, que hace ya muchos años pretendió terminar con el pandillerismo entre roleros y cuyos esfuerzos culminaron en la presencia de MECYF.  Se podría hablar de mil cosas al respecto, pero como uno que en sus jóvenes años de aventurero sobrevivió a Obal, fue un momento para callar y escuchar... al menos hasta el momento en que le dieron un reconocimiento por su participación.

Me presento y la memoria de narrador, esa que no te permite recordar que desayunaste pero si con quien has jugado me reconoce. Charlamos amenamente sobre qué es lo que ha hecho hasta que encuentro la oportunidad de presentarlo con los que hoy hacen el trabajo de unificación en una carpa especialmente para ellos, los miembros de la Liga Universitaria de Rol ya están poniendo a jugar a los curiosos. Hay cuatro miembros, suficientes para atender sin problemas a grupos de hasta 8 jugadores por cada uno de ellos, estoy seguro porque lo he visto. Así que los organizadores de Solinari aprovechan para develar su plan y orígenes: el grupo cultural Solinari Branshala está formado por roleros, buscando crear un espacio multicultural y tolerante en donde el rolero dentro de cada persona pueda salir sin problemas.


Amablemente nos concede la indulgencia de firmar un banderín conmemorativo que también rubrican los líderes de la Liga junto con Obal, y la foto entre la leyenda del pasado, y la leyenda que es, ilustra perfectamente  la convergencia de una generación de roleros que incluye en vez de limitar, que llama en vez de aislarse. Si Solinari Medieval 2015 fuera tan solo ese momento habría valido la pena sin duda, pero era mucho más, duelos, exhibiciones y sobretodo, es mucho, más pues precisamente mañana Sábado primero es el torneo de rol, que no es otra cosa que un pretexto para regalar premios y acercar roleros.



El Monasterio del rol tuvo el honor de ser invitado y el gusto de actuar como cronista del primer día del evento, por favor, a todos los roleros del Distrito Federal y Estado de México, sacúdanse la apatía y los pretextos, aún tiene dos días para disfrutar de un evento que está creciendo y en el que el rol tiene su justa representación. Agradecemos las deferencias dadas por el staff de Solinari, así como la invitación a que el Monasterio del rol se sume a los esfuerzos de hacer crecer la comunidad rolera.

Aún tienen dos días, no se pierdan la oportunidad de conocer esta expo que bien podría ser el inicio de la era dorada del rol que tantos años llevamos construyendo.

jueves, 23 de julio de 2015

La coherencia está en el ojo del Contemplador.


El cinismo es la moneda de cambio de las identidades virtuales. La capacidad de discutir sin mirar a los ojos a los interlocutores, creó una generación completa de discutidores profesionales, que son capaces de defender una causa con la misma facilidad que atacarla un momento después.

Las razones ocultas tras ellas son interesantes pero están fuera de la intención de este artículo, pues en esta ocasión vamos sobre el cinismo entre roleros, que escudados tras la identidad virtual gustan de enfrentarse contra los demás esgrimiendo lo que llaman "lógica".

Hace algún tiempo, la dibujante y rolera Mabimon, hizo una ilustración muy divertida sobre la selfie que se tomó un Beholder (Contemplador) que causó entre sus fans muchos gusto por las simpáticas expresiones de la criatura tanto como del hecho de que se sumara a la entonces moda de las selfies.


Unos comentarios de aliento después, llegó a un foro de rol, y siendo el Beholder una de los pocos monstruos realmente originales de Dungeons & Dragons, la cara de los juegos de rol, hubo mucha más participación sobre lo que diría: "aquí casual antes de cenarme unos aventureros" o "¿algún galán allá afuera?, hasta que alguien apuntó:

Esa foto no puede tomarla. El Belholder solo tiene ojos, no puede tomarse una selfie.

¿Enserio?

Nosotros que jugamos en mundos fantásticos, que abrazamos el concepto de la magia o la súper tecnología, ¿no podemos aceptar una idea divertida? o aún peor; al margen del humor, ¿realmente somos incapaces de ser creativos? Mucho peor: ¿si somos creativos porque forzosamente buscar lo negativo?

¿Qué impulsaría a alguien que se sienta con sus amigos a narrar historias interactivas y fantásticas a descartar cualquier idea?

Porque ese es el meollo del asunto; la única forma de poder arguir cualquier cosa sobre un tema fantástico, es apegarse a la lógica interna que lo sostiene. De tal suerte, que salvo que se haya aclarado específicamente, cuando un alquimista produce "polvo negro explosivo", los componentes de la pólvora que puedes googlear sin problema, salen sobrando, pues no hay razón valedera para que ninguno de los componentes del polvo cuya formula es celosamente guardada por los alquimistas, tenga semejanza alguna con los componentes explosivos de nuestro mundo.

Lo cierto es que es imposible que cualquier mundo fantástico esté completamente ajeno al nuestro, y por omisión o decisión muchos aspectos básicos de él estén fielmente reflejados en ellos, pero no cambia el hecho de que cada uno solo puede ser juzgado por la lógica (o ilógica) interna que lo sostiene.

Así que si un dragón tiene dos patas y dos brazos en un mundo, y en otro solo tiene dos patas y alas, aunque en el primero al segundo se le consideré un wyvern, ese argumento es inválido para el segundo porque en su mundo eso es un dragón.

Incluso los significados detallados y aceptados de la DRAE son irrelevantes en esa comparativa, porque solo cubre nuestro mundo, y aunque los mundos fantásticos sean percibidos por nosotros a través de las palabras de este mundo, dentro de ellos, esas palabras describen experiencias distintas (aún si no del todo) para que nosotros lo entendamos.

Entonces. Ahí esta el Beholder tomándose una selfie, y una parte pequeña pero bastante podrida de la comunidad señalaba indignada que no era posible que lo hiciera porque en vez de apéndices tenía ojos y no podía manipular la cámara.

Muy curioso. Porque los atacantes, ninguno de ellos tuvo problemas con aceptar que la cámara existía. Claro, son mundos con aeronaves y castillos que flotan, crear la cámara fotográfica no es problema. Excepto que lo es. No es un aparato sencillo, y es ocioso, en los mundos presumiblemente conflictivos no hay condiciones idóneas para crearla, y las habría si se subsanan las condiciones faltantes con el concepto de magia. El problema es que la magia que todo lo puede, no funciona porque los beholders tienen el mortal campo anti magia, claro, puedes arguir que NO todos los Beholders tienen ese campo, pero si lo haces, tienes que recordar que también existen tipos de beholder que si tienen apéndices que le permiten la manipulación de objetos.

El mayor problema entonces no es que los roleros no sean creativos, sino que siéndolo (y mucho), prefieren ponerse del lado del cinismo solo por el gusto de hacerlo. Pero no basta con acusar a una naturaleza oscura e intrínseca del hombre, o de los nuevos límites que establece la identidad virtual, NO. Se trata de que ese cinismo pasa por encima de su creatividad y les impide ver o al menos expresar, lo que de otro nodo habrían visto sin problema.

Entonces, siendo la misión del Monasterio del rol, generar comunidad, pedimos a nuestros lectores que nos dieran sus ideas de como puede un Beholder tomarse una selfie, asumiendo que la cámara por el motivo que sea existe,  y bueno aquí los resultados.

Es un tecnobeholder con camaras en los tentáculos, o tiene un dispositivo para tomarse fotos en el ojo principal:

Dottora Passione
Jaime Sanchez

Las siempre efectivas amenazas:

Diablo del rol
Sebastian Cubillos

Rehenes y un espejo para asegurar el mejor ángulo.

Laura Bataglia.
Al Meza
Francisco Ruiz Feria


Buscar un tutorial en Google (tu lo haces, porque un Monstruo con inteligencia de Genio para arriba no lo haría):

Mauro G. Ocaranza



El sencillo hecho de que para el Monster Manual 2 de Ad&D ya habían al menos 20 especies, y es lógico pensar que alguna podría:



En algunos settngs como Spelljammer eran gobernantes, quizá hasta podrían ser queridos:

El Predicador

Quizá es amigo de aventureros:
Jair Caballero


Para el ingenioso o estudiado siempre hay solución:
Beholder mouthpick + Selfie St

El Predicador
 
O sencillamente, son amados por los artistas:


Y por cierto, Mabimon contestó:




Así termina este ejercicio. La creatividad se anotó un punto, mientras que los trolls se van a regenerar sus heridas hasta la siguiente oportunidad.

PD: Denele una revisada al trabajo de Mabimon, cuando los videojuegos no la enajenan, hace ilustraciones increíbles sobre temas fantasticos o de plano roleros.

martes, 14 de julio de 2015

Soundtrack del rolero: Lalala why can't we be friends.


Es ahora o nunca.
Somos diferentes.
No tenemos los mismos gustos,
ni las mismas opiniones.
No siempre estaremos de acuerdo,
Pero somos roleros,
Piensen en todo lo que han hecho solos...
Imaginen lo que haremos juntos.

Creemos para generar comunidad,
con lo que tenemos,
por lo que queremos,
con la frente en alto.

jueves, 9 de julio de 2015

¿Qué son los juegos de rol?



Es a nuestro parecer la única forma de explicar qué es un juego de rol. Fue por estos cómicos que nos dimos a la tarea de hacer un repositorio del saber del rol para que todos puedan acceder a él.

El rol es una llama ¡Avívala!

Soundtrack del rolero: Never Split The Party




Otra traducción de un muy sabio consejo.
Jugadores nuevos y veteranos han aprendido por las malas e incluso las peores, que la partida "no se debe separar", y estos fans se aseguraron de darle a la lección una tonada pegajosa.

miércoles, 1 de julio de 2015

JUEGOS DE ROL INDEPENDIENTES.

¿Qué son los juegos de rol independientes?

Los intentos independientes de producir juegos de rol ajenos a las compañías o editoriales son la quintaesencia de la comunidad rolera; pues cada sesión de cada jugador, no es sino una expresión derivada que se aparta de la intención original que se pretendió al hacer el juego, y esta experiencia será la que le de forma a el modo de la mesa tanto como a cada jugador. Aquello es vital porque esas serán las expectativas que cada jugador tenga conforme se acerca a nuevos juegos y nuevas mesas, condicionando la interacción entre personas que es lo que forma la comunidad.

Sin embargo, mientras que la industria detrás del rol financia diseñadores para cumplir ciertas metas de mercado ofreciendo el incentivo del dinero, los proyectos independientes provienen de cuatro posibles fuentes:

Diseñadores profesionales que quieren salir de la caja (lineamientos editoriales) y que usan su nombre e historial para generar juegos sencillos con premisas poco exploradas,

Personal que ha participado en proyectos profesionales e intenta replicar el esfuerzo de la maquinaria simplificando el proceso con sus propios talentos, 

Grupos de entusiastas que buscan nuevas experiencias de juego sin ningún tipo de infraestructura excepto los que ellos mismos tengan,

Los solitarios iluminados que escuchan a una musa, que por hablar de rol en vez de otros temas más elevados, no son visionarios sino idiotas.




Independiente no se define por el dinero.

Los proyectos independientes no lo son porque carezcan de financiamiento. Gracias al crowfunding, el mecenazgo de algunos fanzines o el saber usar la maquinaria cultural que el estado ofrece es posible lograr financiamiento para los más locos proyectos, pero mientras que suena desleal que las grandes empresas ofrezcan baratijas peripuestas bajo la consigna de edición kickstarter para lograr financiamientos millonarios, el desarrollador independiente de no ser un "nombre conocido", sufrirá para ver algún tipo de apoyo, pues la comunidad, siempre presta para declararse independiente, sigue siendo autoengañada por el viejo truco del sombrero nuevo.



Tampoco lo es el lucro. Que un proyecto sea desarrollado para venderse o no, resulta irrelevante para considerarse independiente. No son pocos los desarrolladores que ofrecen sus trabajos terminados por una cantidad simbólica o al gusto del lector, solo para darse cuenta que los ilimitados bolsillos del entusiasta no tienen más que limosna para ellos.


Por otro lado todos tenemos en nuestra mesa a alguien que le entiende tanto de números, sistemas y reglas que "compuso" nuestro juego favorito, hasta que se aventuró a hacer el propio. A veces es una copia de otro con moños enmendaduras, pero algunas veces, es eso que resultó mejor que todos los otros grandes juegos vividos hasta la fecha. ¿Pero dónde está dicho nirvana del rol? En los oscuros rincones de la mente del que lo ideó y sus amigos.

Y aunque los grandes diseñadores y los que participaron en proyectos a menudo si producen juegos que ven la luz. Los primeros lo consideran un logro marginal si no lograron atrapar el ojo de una compañía que lo publicara mientras que los segundos, por lo general solo reciben la atención de lo peor de la comunidad de roleros, esa que no tiene tiempo para jugar, pero siempre está lista para enumerar defectos en el trabajo o actuar de todos los otros roleros.

Independiente es un esfuerzo.

Son pocos los esfuerzos en comunidad que ven la luz. A menudo las monumentales complicaciones del trabajo de equipo terminan por destrozar las más fuertes amistades, deteniendo el proyecto que de estar suficientemente completo, podrá ser tomado por alguno de los más aferrados  miembros del proyecto.

Luego están los locos: nada es más difícil que trabajar en solitario un proyecto que ingenuamente crees será bien recibido o que ya habiendo pasado por aquella decepción, trabajar en un proyecto que sabes que será recibido como una ofensa personal. Así que la mayoría de esos esfuerzos solitarios invariablemente fracasará, salvo por alguno que pese todo prevalezca.

Estos son los juegos de rol independientes. Esos juegos que pese las muchas tentaciones del dinero, el autoengaño de la fama y aceptación pero sobre todo INDEPENDIENTEMENTE del millar de propuestas que no tienen nada que ver con el rol (a pesar de que existen claros parámetros sobre lo que es el rol y cuales son sus características), ven la luz porque alguien se propuso regresar al rol un poco de lo mucho que le dio en aquellas desviaciones que exploraron en mesa robando un poco de rol de la industria para la comunidad.

Aquí en el Monasterio del rol, creemos en hacer; con lo que se tiene, por lo que se quiere y con la frente en alto.



Adiós, la despedida que dejó Emmet O'Brien (Loc) creador de TheArtifact RPG.

Una muy triste despedida que dejó Emmet O'Brien (Loc) creador de The Artifact RPG (un juego gratuito de cooperación voluntaria) en su sitio:

Traducido al español por el Monasterio del rol.

Adiós.
Tengo un montón de diferentes pensamientos dando vueltas en mi cabeza pero todos llegan a la misma conclusión.

Uno es que yo quiero hacer algo un poco revolucionario respecto de lo que diseño de juego se refiere. Quiero llevar a los juegos de rol al siglo 21.

Otro tiene que ver con unos comentarios en un foro de rol. Entre los participantes hubo un fuerte menosprecio hacia todos los que intentan producir un juego de rol o tratan de hacer dinero de ellos. Yo no estoy en esto por el dinero, pero sí creo que lo que hago tiene un valor, así que la conversación me pareció irrespetuosa. Si los entusiastas del rol desestiman los esfuerzos de los diseñadores, ¿quién querrá trabajar para ellos?

Un tercer pensamiento fue directo a los costos. En la economía se considera un error de lógica seguir poniendo recursos en algo solo porque ya pusiste demasiados recursos en ello. Ciertamente yo he puesto demasiado en hacer juegos de rol y tengo planes de hacer mucho más.

Cada pensamiento es importante para mí, tengo el deseo y la habilidad para diseñar más juegos, pero no tengo razón para hacerlo. No lo hago por dinero. No lo hago por reconocimiento. Pero sí pongo dinero y tiempo manteniendo en funcionamiento estos sitios web, me gustaría pensar que fue por algo. Ya que puedo sin problema jugar lo diseñado con mis amigos, lo que es mas sencillo que tratar de escribir cada cosa, tener suficiente arte para ilustrar el texto, comprar nuevo equipo y software para manejar medio gigabyte y medio archivo del libro tratando de mantener en operación estos blogs.

Amo diseñar juegos de rol, ¿pero a la comunidad de roleros le importa? Seamos sinceros, a la mayor parte, no. Sin duda hay gente que me ha alentado y los aprecio inmensamente, han sido maravillosos y no puedo agradecerles lo suficiente.

Cuando tenía la mitad de edad que ahora, vi algo horrible. Trabajaba para mi padre en la industria de la construcción en la región que vivía; la gente para la que hacíamos el trabajo  no quería vernos tener éxito. Veían nuestros logros como si los robáramos. Así que comenzamos a trabajar en otras partes del país y ¿qué creen? La gente quería que  tuviéramos éxito, querían ayudarnos a proteger las ganancias cuando se hacían cambios o teníamos que compensar por los errores de otros. Comenzamos a viajar para hacer nuestro trabajo.

Yo creo que necesito hacer un viaje metafórico. Si voy a seguir diseñando, necesitaré dejar este lugar y encontrar uno donde si me quieran ver triunfar.

Para ser honestos, cuando leyeron esa última oración, ¿acaso pensaron "yo quiero que tengas éxito? Sé que hay al menos unas cinco personas que lo pensaron, los demás probablemente son indiferentes e incluso adversas. Lo que es una declaración muy triste para la comunidad rolera. Alguien quien da productos que otros aprovechan no es alguien a quien debiéran ser indiferentes.

No me rendiré. No estoy renunciando, pero si voy a hacer algo para traer los juegos de rol al siglo 21 y encontrar un lugar donde lograrlo, necesito dejar lo cómodo atrás. Tendré que desarrollar nuevas habilidades. Eso tomará tiempo. Así que por ahora este es el adiós. Tengo algunos proyectos casi terminados, para cerrar el ciclo supongo que los terminaré.

Ciertamente espero que las lecciones aprendidas aquí me sean útiles a donde quiera que viaje.