martes, 1 de noviembre de 2016

AltaLeticia; un asunto de familia, el juego de rol (Sindicato8-10-2016, parte 1)

Llevo varios días tratando de darle forma a esta historia...

dirigiéndola y entrevistando a muchos de los involucrados. Finalmente veo lo complicado que es cubrir eventos de rol no solo por el tiempo invertido en hacerlo, las distancias a recorrer para lograrlo y el hecho de que ¡siempre hay roleros en ellos! sino por lo difícil que es aterrizar la impresión de un evento... PERO por primera vez veo las ventajas, así que les presento:





Estaba felizmente contenta haciendo así; la la la la, cuando sonó mi teléfono, al ver que era el mismo Master que siempre me pone a trabajar, hice una fugaz rabieta antes de contestarle.

Lo sorprendente es que justo después de la breve charla amable (los saludos y el cómo tas, raros en él por cierto), me habló de una invitación, y antes de que pudiera reclamarle si era el subterfugio de darme más trabajo, me pasó a alguien más: El líder charro.


Aunque parezca broma, si tiene un libro así que es su estatuto ¡Tienen un estatuto! 


Mi master que sucede es una Mistress, siempre se describe a si misma como la segunda o tercera persona mejor informada de la comunidad rolera mexicana, así que al margen de haber mencionado varias veces al Sindicato Charro de Roleros Paracaidístas Aviadores de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco Palapas 1 a 9 y la organización cuasi secreta detrás del trabalenguas, me dijo que su Oficina de Represión y Sabotaje, hacía precisamente que el hombre al teléfono fuera quien le peleaba el segundo lugar.



Según el Jefe del Departamento de Crisis y Catástrofes el nombre no se acorta porque cada palabra es tan importante como la que le precede, ¡tal vez más importante! No. Igual.


El hombre al teléfono fue directo: "Hola soy Atonatiuh Castillo, Dottora, quisiera invitarte a un asunto anual que celebra el Sindicato, y quisiéramos ver si gustas acompañarnos el día sábado 8 de octubre, de 10 a 3 de la tarde". Obviamente iba a decir que sí, pero para darme un poco de importancia hice algunas preguntas de rigor, como ¿de qué era? o de menos saber ¿qué esperaban de mí?

—Naturalmente es de rol, un poco más glorificado de lo que se acostumbra, pero rol— aseguró El Master por la bocina.

—Y solo esperamos que nos confirmes y que vayas a jugar... los lugares son limitados, así que realmente requerimos que nos confirmes tu asistencia cuando te sea posible— agregó el Líder.

—Si voy—Contesté sin saber en lo que me metía. 







Todo mi conocimiento sobre el Sindicato veía de pistas dispersas, porque se les da no dejar rastros. 


Les comento que en ese entonces, si bien la agenda parecía atestada como siempre por la participación de roleros en el Foro Internacional del Juego y los eventos regulares, nuestro coordinador en jefe estaba tan disponible como siempre, sin embargo, las dos veces que traté de preguntarle sobre la invitación fue tan escueto como siempre, pero emocionado como nunca, así que no supe más del tema hasta que un día me llegó un mensaje: dos imágenes para ser exactos, ambas de su cuenta, pero no eran suyas. 


 
Todo detalle es parte de la experiencia.


La primera era una carta membretada del Sindicato, digna de cualquier Príncipe de la Camarilla al convocar un Eliseo; el texto era un reto directo entre cofrades para celebrar el día del evento, lo que no puede describirse más que como un duelo entre caballeros, signada por el señor Castillo, pero con su titulo; Líder charro, y escrita para hermanos. Fascinante. Imposible de entender en su totalidad. Pero fascinante. La segunda, en sepia, era la misma carta reexplicada por Ivan Vilchis, Director de la Oficina de Pureza e Higiene Moral y dirigida a todos los invitados que no son parte del Sindicato. Sencillamente el moño final de la invitación. Ohhh por todos los críticos, sino el suspenso, la elegancia no me dejaría faltar.



Obviamente solo los no-sindicalizados recibimos la segunda.


Traté de inquirir sobre el Sindicato previo a que tendría aunque iba como jugadora, tengo un deber con la prensa libre. Los tres miembros públicos con los que he tenido contacto en los eventos al tratar de ser abordados sobre el tema, me saludaban, me agradecían que aceptara la invitación y cortaban comunicación sin nada más que decir. Sin mi Mistress para preguntar, solo me quedaban los rumores y mis habilidades de investigación, he aquí los resultados; son un grupo ya con algunos años que hacen eventos cerrados en la UAM Azcapotzalco (¡Éxito!) , y seguramente juegan en el área verde donde hay palapas (¡Crítico!), aunque solo encontré 7, no 9. (¿PalapaGate?). 



Al señor Castillo y al señor Vilchis los conocí jugando en mesas durante la Noctabunda, al plátano lo conocí en el Conversatorio Nacional, pero no parece estar vinculado a ellos. Aunque también resultó inlocalizable, como si se lo hubiera tragado la tierra.


En fin, si acaso tienen fama por algo es de extremistas y exclusionistas, en todo sentido vestigios de los tiempos donde se jugaba de una manera o no se jugaba. Preguntando a un amigo de un amigo, nos dijo que la primera vez que los vio fue en el Instituto Salesiano, haciendo una demostración de Vampire: The Masquerade, así el juego donde el vampirismo es producto de la maldición a Caín por matar a su hermano presentado en una en una escuela católica, a sesenta jóvenes de secundaria, hace 12 años. Además de eso, usando poderes avanzados de detective lunar, supe que habían otros miembros además de los 15 que se presentaron en Día Mundial del Arte, y que el sombrero que usaban de logo, es solo un logo público, no su logo real que es un marca secreta tun tun tun. Muchas preguntas, pocos rangos en investigación: habría que esperar.



Miembros del Sindicato.


Hasta ese momento parecían una mesa de amigos, pero no, no lo son.

Pero debido a lo emocionante del misterio, seguí repasando mis conjeturas, y supuse que quizá invitaron más gente que como yo, que no es del Sindicato, claro, considerándolo todo era poco probable, pero me hacia ruido eso de los lugares limitados, quise indagar pero no era sencillo saber quien estaba involucrado y quien no, y no queriendo comenzar otro incidente crisis de misiles roleros cubanos (porque ya llevo tres), no sabiendo que esperar, razoné que habría otros invitados, pero decidí que era mejor esperar.


Cuando participaron en el DMA SIGUE LEYENDO PARTE 2

No hay comentarios.:

Publicar un comentario