martes, 15 de noviembre de 2016

Tierra de Quimeras: 24 Aniversario (Texcoco, 12 de Noviembre)

Contrario a lo que se nos ha hecho creer (miro con sospecha al viejo y a la nueva Predicador), ser rolero no es todo fiestas salvajes, frenética diversión y sexo alocado, no, a veces me temo, ser rolero se trata de jugar rol. Y si bien agradezco el esfuerzo de que ya no nos lancen piedras y nos saquen a escobazos de lugares, agradezco más que se siga tratando de rol, por que aunque este es y seguirá siendo mayormente un asunto de conocidos, creo férvidamente que este año (2016) será recordado como nuestro año, y que mejor para cerrar noviembre con otro evento masivo: el 24 aniversario de Tierra de Quimeras.



Medardo Landon Maza Dueñas dando la bienvenida no a la biblioteca, sino a Tierra de Quimeras.


Tierra de Quimeras es un colectivo rolero que lleva muchos años (tiren: astucia+lectura para saber cuantos exactamente, Saber:Ler tira con -10) jugando rol en un mismo universo que continua creciendo. Claro, esos años de juego han sido esencialmente eso, un juego entre amigos que se fue derramando entre ellos hasta que a pesar de los cambios en el grupo, la trama que formó siguió siendo el lienzo a trabajar, pero precisamente por ello es un lienzo que continúa creciendo como el esfuerzo que amalgama a un grupo y que ellos llaman Quesdall.

Quesdall de Ambar está en todas partes; un mundo de mundos y reinos dónde toda ensoñación e ingenio es posible porque todo héroe de toda historia puede converger en una épica fantástica y asombrosa que no es otra que Tierra de Quimeras, y es que las aventuras del grupo y la identidad del colectivo, son una y son la misma: La simbiosis rolera.



Los mapas de Quesdall de Ambar le daban espacio a las creaciones de cada Master.


Los más cínicos dirán que saben de otros grupos que llevan jugando la misma historia por años indeterminados, la mayoría recurrirá a las oidas de una de esas mesas de un primo de un amigo que han jugando tanto tiempo y tantos juegos que no se pueden ni mencionar, y —claro— otros de hecho son parte de mesas cuyas vastas y ricas historias le harán apreciar el saber que ahí en Texcoco, habita un grupo que como nosotros, ama el rol, lo que forjaron con él, y que ahora lo ofrece a los demás.

La invitación para el 12 de Noviembre, la hizo de forma pública el señor Medardo Landon Maza Dueñas, aunque a través del Monasterio del Rol nos hizo llegar una invitación personal de parte del mismo, a aquellos que nos gusta andar de fanboys roleros o que se han asociado para los esfuerzos de este anno rolerus. Tan pronto salió la invitación lo primero que leí en los comentarios me hace creer que los roleros se han afresado, pues ahora que llegar a Texcoco se hace en menos de una hora y con toda comodidad, dicen que la Biblioteca Pública Regional Fray Pedro Gante No. 4098, está demasiado lejos para la causa del rol, pero eso es lo que pasa cuando lo tuyo son los uanchots en vez de las aventuras. Culpo a los altamente relajados juegos de hoy en dia.



La invitación fue pública. De hecho al evento se presentaron curiosos que no conocían el rol y fueron recibidos.


Pero los que teníamos hambre de aventura llegamos, y es que la administración de la biblioteca, la Alianza francesa y Tierra de Quimeras nos esperaban con muchas sorpresas que superaban una de por si deliciosa oferta: ven a jugar, con cualquier personaje de cualquier sistema a una jugada masiva. Naturalmente me sentí tentado a llevar a los héroes de mi juventud, ¡cuyo poder los hace equiparables a dioses!, pero...tras mirar las hojas recordé los muchos horrores que tenían sobre sí, producto de la búsqueda de ese poder. Así que me fui con las manos vacías, solo para ver como reaccionaban ante esa curva, pero no había puesto las dos plantas en el lugar, cuando vi a su alineación de narradores, ouch.



La Biblioteca alineó mesas y sillas cómodas para la ocasión.


Las mesas alineadas una detrás de otras te recibían con la presencia de Rafael "Escándalo" Alvarez quien a los que tenía en la mesa ya los preparaba para lo que estaba por venir, en la siguiente Ainhoa "Capitana" Verdugo preparaba el atavío para tan célebre ocasión, mientras Donovan Aceves era orgullosamente presentado como el narrador más joven de Tierra de Quimeras, inmediatamente OBAL terminaba sus preparaciones previas, igual que Raymundo Muñoz (campeón del Conjure) que hoy le tocaba masterar,  también estaba presente El Master, invitado para la ocasión, luego Txabier Etxeberri raramente visto en eventos públicos, en contraste con Jacinto "Rey Chinto" Quesnel y Abdel Santos cubriendo la retaguardia.



La reunión en la que los narradores se fijaron la meta pero no el rumbo.


Mi curva fue bateada sin más, pues a falta de hoja, me hicieron la pregunta "¿cuantos años llevas jugando?" Y aunque me ruboricé porque eso no se le pregunta a un rolero, me asignaron un formato para hacer personaje, rápidamente y sin demasiadas complicaciones, pues Tierra de Quimeras tiene su propio sistema y aunque van en la versión 7.9, usaron una especial TQTXT cargado en la narración para poder simular la creación de un reino autoría del narrador de cada mesa y en la que todos los personajes, interactuarían, porque un momento después, por ahí de las 10:00 pusieron un video en el que el narrador describió el momento en que el Dragón astral abrió la brecha entre dimensiones y las naves de githyankis cayeron sobre nosotros.



Un momento antes de que soltar la tormenta sobre los participantes.


Creo que no tiene caso decir mucho sobre los narradores, los oriundos estaban armados con el conocimiento de una trama masiva que incluía eventos, personajes y localizaciones respecto de lo que sucedía, los invitados, fueron invitados por algo así que puedo decir que todos estuvieron a la altura, y si bien, debo aceptar que mis esfuerzos porque mi nave no colapsara en pleno combate evitaban que estuviera al pendiente de las demás mesas, la buena vibra, lo gritos de alivio y la voz de los narradores describiendo las escenas me dieron una idea vaga de lo que sucedía, hasta que claro, le pasaron el micrófono a uno, y todos pudimos escuchar lo que decía. 

No era del todo inesperado. Antes de arrancar los narradores tuvieron una reunión entre ellos por lo que ellos sabían de que punto debían partir y a que punto debían llegar, sin embargo, es mi parecer que las intervenciones por micrófono cada 40 minutos (creo) no estaban coordinadas sino que dependían del arbitrio del narrador, y que el narrador de cada mesa usaba dentro de su aventura. De tal suerte que hablando exclusivamente de lo que podía escuchar, estábamos peleando contra el villano de nuestro máster, el villano de otra mesa presentado en la intervención de micrófono y este a su vez, usaba a nuestro villano y la onda expansiva de otro narrador. 


La atención y la tensión que generaban las intervenciones generales.


Según parece algunas mesas tuvieron suerte y las intervenciones eliminaron sus problemas. Otros parece que solo veían más y más oscuro su futuro, hasta que cerca de las 2:30 pm, otro video declaró en el momento en que una abominación titánica en forma de araña tentacular terminaba esa pelea y comenzaba otra después del receso. 

Ahí con cada mesa peleando con la araña demonio; pude ver un evento que en momentos rozó las 60 personas. Todas sumergidas en el buen ánimo y la excitación de tramas individuales construidas sobre un mismo eje, lo que es en sí un merecido aplauso para los narradores, pero también uno para la organización que tuvo a bien experimentar con el formato. Al final, después de los aplausos y la victoria, el señor Maza agradeció a todos los, participantes, a la administración municipal y a la biblioteca por todas las facilidades mientras presentaba y ensalzaba personalmente a los demás narradores, algo que repitió el mismísimo Obal y que aún si su servidor no pudiera repetir todos los secretos que se dijeron en público, si dejan claro, que los años de exclusión han terminado para todos aquellos que quieran hacerlo, y que suceda lo que suceda, Tierra de Quimeras, escondida en el centro de Texcoco, será eliseo para todos esos que quieren hacerlo.



Rey Chinto, El Master, Raymundo Muñoz.
Donovan, Ainhoa Verdugo, Dario Ibarra, Abdel Santos, Txabier.
Medardo, Obal.
Los cerebros y el corazón del evento.


Así que nos despedimos, con la victoria y los tesororos, pero más que nada con la grata satisfacción de haber pertenencido a Tierra de Quimeras. 

Por su fina atención, les agradece, el Diablo del Rol.

Fotos: El Predicador y otras "prestadas" de internet por indeterminados autores.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario